miércoles, 31 de mayo de 2017

Voy a vivir.

A veces pienso que ni la vida si quiera es nuestra, y no en el sentido de pertenencia, si no en el de temporalidad, que vamos a estar aquí un rato, más o menos largo, pero con principio y final... Es cómo si hubiéramos hecho un alquiler, limitado y finito de un cuerpo, del cual nunca nos acordamos... Porque vaya si nos creemos eternos... y nos creemos eternos hasta que la vida se encarga de enseñarte su cara más real, su finitud...
Porque supongo que aunque pueda parecer tremendista, es lo único que podemos tener por seguro.
Llevo varios días dándole vueltas a muchas cosas a la cabeza, y aunque sé que el ser humano nunca aprende y siempre acaba tropezando y abrazado a la piedra, me gustaría que esto no sé quedará por ahí sin más...





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares